Poda de almendros

Poda de almendros

Si la poda es una tarea necesaria para cualquier planta, lo cierto es que los almendros también agradecen que se aplique esta técnica para incrementar su productividad.

A través de acciones destinadas a corregir su crecimiento anómalo y buscar el máximo equilibrio posible, aunque el objetivo prioritario que se persigue con la poda de almendros es garantizar una buena cosecha, lo cierto es que también se logra que, en el momento de recoger el fruto, estos sean más accesibles. Si la planta crece sin la ayuda de estas tareas, el desarrollo sería descontrolado y sería más complicado recoger la cosecha.

Por ello, la poda de almendros es la responsable de una cosecha de calidad y abundante. Nuestra experiencia en este tipo de trabajos hace que desarrollemos estos trabajos de forma sencilla, segura y efectiva. Es fundamental que se recurra desde el primer momento a verdaderos profesionales para que los resultados sean los esperados. Nuestro personal conoce a la perfección todos los aspectos que influyen en el crecimiento de la planta y la examinan para asegurar una cosecha como la que nos puede ofrecer esta plantación en condiciones normales.

Cuándo se podan los almendros

El almendro es un árbol de hoja caduca que no soporta bien el frío, por lo que, antes de pensar en podarlo, es fundamental tener claro que no es recomendable plantarlo en zonas donde se producen heladas con frecuencia.

Precisamente por ese rechazo al frío y porque sus ramas comienzan a crecer cuando superan los 15ºC, lo más conveniente es podar en el inicio del otoño o entre el final del invierno y las primeras semanas de primavera, que es cuando el ambiente es más cálido y puede optimizar su crecimiento.

Cómo podar los almendros

Hay distintas técnicas de poda de almendro, dependiendo siempre del objetivo que se persiga:

  • Poda de formación: esta es la etapa fundamental en busca de la mejor estructura posible de la planta.desde sus primeros meses de vida. Es importante realizar esta tarea en reposo, por lo que el otoño o el final del invierno son las mejores opciones.
  • Poda de fructificación: con esta técnica, se establecen las ramas secundarias productivas. Solo se tienen que quitar los chupones, recortar las ramas que han crecido en exceso o eliminar aquellas débiles o enfermas que puedan mermar la integridad del resto del árbol.
  • Poda de restauración: esta es la tarea específica para recuperar la salud de un almendro que se encuentre enfermo o que no se ha podado de manera correcta. En este caso, es fundamental recurrir a esta técnica en el inicio del invierno.

Poda de almendros viejos

La poda de rejuvenecimiento es una tarea que puede recuperar el estado de árboles de edad avanzada y puede devolverle a sus niveles de productividad más deseados por sus responsables.

Estamos especializados en la devolución de las mejores prestaciones para cualquier planta, incluido el almendro, un árbol que está muy extendido en nuestros campos.

Poda de almendros jóvenes

Es crucial conocer las tareas pensadas para procurar el mejor crecimiento de los almendros desde sus primeros momentos de vida.

Aplicamos las técnicas más avanzadas teniendo en cuenta las condiciones y la naturaleza del almendro a tratar.

Poda de almendros: precio

Si buscas el mejor precio por la poda de almendros con criterio profesional, no dudes en contactar con nosotros y te ofreceremos la solución perfecta para volver a disfrutar de tus plantas con total garantía.

Desempeñamos un trabajo de poda de almendros barato, totalmente adaptado a las necesidades de los interesados en procurar la mejor salud de estos árboles y una satisfacción de nuestros clientes que se trata de la prioridad de nuestro personal.

Si necesitas un servicio de poda de árboles contacta con nosotros

¡Compártelo en las redes!