Poda de cerezos

Poda de cerezos

La poda de cerezos es fundamental para cuidar este árbol que nos proporciona un fruto tan sabroso y nutritivo.

Su crecimiento y calidad dependerá directamente, además de otros factores, de las tareas de poda que requiere cada cierto tiempo y, especialmente, de que quien se haga cargo de este trabajo conozca a la perfección los modos de proceder para procurar el mejor resultado.

Los cerezos son muy especiales por alcanzar distintas alturas dependiendo de la especie de la que se trate, pudiendo llegar hasta los 10 metros de altura. 

Es clave tener en cuenta que, cuando es más útil la poda de cerezos, es en los primeros años de edad de los mismos.

Cuándo se podan los cerezos

Las técnicas más comunes de poda son dos: la de formación y la de fructificación.

Poda de formación

Se realiza en los momentos en que aún no tiene la forma que, por naturaleza, puede presentar esta plantación.

Dentro de la poda de formación, podemos distinguir entre la de pirámide y la de volumen. 

La primera de ellas consiste en dejar crecer un tronco predominante del que crecerán ramas en distintos pisos, en forma de ramas secundarias o laterales. Es importante ocuparse durante años de este árbol para alcanzar los resultados deseados.

La poda de formación de volumen, se divide entre el de vaso regular y el del vaso reducido, buscando un árbol de mayor y menor tamaño, respectivamente.

Poda de fructificación

La poda de fructificación es la que se aplica cuando el árbol supera los 4 años de edad para mantenerlo en perfectas condiciones y garantizar una cosecha abundante y de calidad.

También es conocida como poda de producción, debido a la finalidad por la que se realiza. Se trata de un proceso que debe llevarse a cabo cuando ya se han recolectado las cerezas, eliminando las ramas que han crecido de forma excesiva, así como las secundarias y terciarias.

Cortando las ramas laterales que tengan yemas de flor, se procura la producción de cerezas de mayor tamaño y grosor.

Precio poda del cerezo

Estas son las medidas muy resumidas para garantizar el mejor cuidado de los cerezos, aunque es fundamental que se encarguen de ello profesionales que conocen profundamente todos los aspectos de jardinería para que este frutal proporcione una cosecha de calidad.

Somos conscientes de las necesidades que tienen las personas con cerezos a su cargo, por lo que aplicamos las acciones con mayor criterio y rigor para los mejores resultados.

Establecemos dos objetivos fundamentales en nuestra actividad: por un lado el mejor estado de salud de la plantación y, por el otro, la satisfacción de nuestros clientes a través de una atención personalizada y procurando las mayores facilidades para sus intereses.

Estamos comprometidos con la aplicación de las técnicas más eficaces para garantizar los mejores cuidados de los cerezos, así como del resto de tipo de plantaciones.

Contacta con nosotros y te ofreceremos la mejor solución para la poda de cerezos. Estudiamos previamente el terreno y determinamos el modo de proceder más eficaz para alcanzar el objetivo establecido.

Contamos con la maquinaria y las herramientas más adecuadas para completar este proceso con total garantía de calidad, gracias a la cualificación y la experiencia de nuestros profesionales.

En el día a día de nuestro trabajo, tratamos diferentes tipos de plantaciones, ya que conocemos la forma de manipular y optimizar sus propiedades.

Quienes hacen crecer estos árboles buscan la máxima productividad posible, por lo que es importante recurrir a la poda para que el desarrollo conduzca a unos frutos abundantes y de calidad.

Contacta con nosotros y solucionaremos la tarea de poda de cerezos en busca del mejor estado de salud de la plantación y, en consecuencia, de la satisfacción del cliente.

Si necesitas un servicio de poda de árboles contacta con nosotros

¡Compártelo en las redes!