Poda de pinos

Poda de pinos

La poda de pinos es una actividad de jardinería para la cual es fundamental contar con los conocimientos y la experiencia que se necesitan para alcanzar los mejores resultados.

Aunque los pinos suelen verse con más frecuencia en zonas montañosas, lo cierto es que, al no requerir demasiados nutrientes, podemos verlo en cualquier terreno.

Es clave realizar estas tareas, consideradas de mantenimiento de la plantación, para que reciba la cantidad de luz suficiente para su correcto desarrollo y crecimiento.

Cuándo podar pinos

Según los expertos, hay que empezar a podar los pinos cuando han alcanzado los 6 años de edad.

Aunque pueden desarrollarse estas tareas en cualquier momento del año, lo cierto es que es más conveniente, para conseguir los mejores resultados, hacerlo al final del verano, justo en las semanas anteriores a la llegada del otoño.

Esta recomendación se debe a que, si se hace antes de la época de mayor calor, puede ser objeto de ataques de los insectos propios de ella; en cambio, si se poda un pino en invierno, tiene el riesgo de sufrir algunas enfermedades o, incluso, morir por el ambiente tan extremo que se puede experimentar en ciertas zonas.

Cómo podar los pinos

Nuestros profesionales cuentan con los conocimientos y la trayectoria que se necesita para completar una acción eficiente y segura.

Lo mejor para alcanzar los resultados esperados es iniciar este proceso desde la parte inferior e ir subiendo a lo largo de su estructura, priorizando la eliminación de ramas secas o enfermas.

Hay que procurar que la altura del pino no supere los dos tercios de su base.

Poda de pinos de jardín

Son varios los motivos por los que se puede recurrir a la poda de pinos de jardín:

  • Plaga o enfermedad: cuando este árbol está sufriendo los efectos de una plaga o enfermedad que merma su estado, es fundamental ejecutar las tareas de poda para evitar males mayores.
  • Demasiado tupido: cuando los pinos tienen demasiadas ramas y sus hojas cubren en exceso el tallo, puede ser origen de problemas para esta plantación, por lo que será necesario podar el pino, ya que esa circunstancia impide la entrada de luz al interior y a la raíz.
  • Posibilidad de desarraigo: en este caso, es fundamental actuar con rapidez para salvar, al menos, una parte importante de este árbol.
  • Impedimento o lastre para elementos adyacentes: estos son los casos en que el pino invade espacio ajeno, como cuando invade una calzada o el terreno de la finca con la que colinda, razón por la que puedes recibir reclamaciones.
  • Motivos puramente estéticos: muchas personas optan por este proceso, simplemente, por motivos estéticos, para darle cierta simetría y armonía a la vista.

Estas razones son las más comunes por las que los propietarios de fincas con jardín acuden a un servicio profesional de poda de pinos como el nuestro.

Nuestro equipo de expertos en poda de pinos se adaptan a cualquier circunstancia y uno de los espacios en los que más trabajamos son los jardines particulares, por lo que, en caso de que necesites una poda de pinos con total criterio profesional, no dudes en contactar con nosotros y te asesoraremos sobre las mejores opciones para mejorar el aspecto y la salud de la vegetación presente en tu recinto.

Poda de pinos: precio

Si necesitas la ayuda de una empresa dedicada a esta actividad, no dudes en contactar con nosotros: te ofreceremos un precio de poda de pinos barata, ajustada a las necesidades de cada caso.

Estudiamos el terreno y las posibilidades que este nos ofrece para actuar en consecuencia y, de esta forma, alcanzar el resultado que los interesados desean para el mantenimiento de su vegetación.

Si necesitas un servicio de poda de árboles contacta con nosotros

¡Compártelo en las redes!