Poda del olivo

Poda del olivo

La poda del olivo es una de las tareas de mantenimiento de este árbol para procurar sus mejores cuidados y una productividad a la altura de las expectativas.

El olivo es uno de los árboles más cultivados en el territorio español, gracias a las condiciones generales del suelo de esta zona y la climatología tan propicia para su desarrollo.

Además del riego o la protección ante plagas o pájaros, la poda del olivo es una tarea esencial.

La poda de olivos busca eliminar las partes que no sirven para nada de su estructura, como aquellas ramas y hojas que son un impedimento para un correcto crecimiento.

Además de mantener el perfecto estado de salud de los olivos, se persigue con esta práctica optimizar la producción de aceitunas, así como asegurar que el árbol crece recto y, de esta forma, facilita la accesibilidad de los encargados de la cosecha.

Precio poda de olivos

Si necesitas desempeñar tareas de este tipo y no cuentas con los conocimientos necesarios, puedes contactar con nosotros y te proporcionaremos a los mejores profesionales del sector para ello.

Nuestro precio de poda de olivos es uno de los factores que más contribuyen a nuestro éxito, ya que establecemos tarifas realmente asequibles sin que ello afecte a la calidad, la profesionalidad y el rigor que caracteriza a nuestro personal.

Época de poda del olivo

La época más propicia para la poda de los olivos es entre el otoño y el invierno, aunque la excepción está en los olivos que se ubican en zonas muy frías, donde se debe retrasar hasta el final del invierno para evitar que este ambiente tan extremo dañe la plantación.

Cuidados del olivo en el jardín

Ya esté en un jardín, en una finca o en medio del campo, los olivos requieren los mejores cuidados en forma de poda realmente efectiva.

Es importante tener en cuenta que, dependiendo de la etapa de crecimiento del árbol, se deben aplicar técnicas diferentes para el mejor resultado.

Poda del olivo ornamental

Una de las finalidades más importantes en el desempeño de tareas de poda de olivo son aquellas destinadas a una armonía visual, eliminando todas las ramas excedentes y dañadas que afean el aspecto de la plantación.

La poda del olivo ornamental, por tanto, es una de las opciones a las que recurren los profesionales especializados en esta materia.

Poda del olivo viejo

Una vez alcanzada cierta edad, el olivo deja de ser tan productivo y las hojas son más bien escasas.

Además, la cosecha pierde calidad y el sabor de su aceite puede evocar cada vez más a madera.

Los olivos son milenarios, pudiendo llegar a vivir varios siglos, aunque en los primeros centenares de años es cuando la productividad se mantiene con la abundancia y la calidad más óptimas.

Es fundamental que se retiren las ramas más antiguas, ya que, si se mantienen, conforme pasan los años se van engrosando y esta circunstancia puede mermar la cosecha.

Poda de olivos jóvenes

La poda de olivos jóvenes se conoce como poda de formación. En esta etapa, los encargados de tratar el árbol se centran en formar el olivo para que su crecimiento facilite una recogida más sencilla, así como la entrada de luz y un mantenimiento de las ramas realmente válidas para producir las aceitunas de calidad esperadas.

Poda de rejuvenecimiento del olivo

Cuando esta plantación ya ha alcanzado cierta madurez, es clave recurrir a una poda de rejuvenecimiento del olivo.

De esta forma, se devuelve a esta planta las prestaciones propias de este cultivo.

Para conseguir este objetivo, se debe recurrir a profesionales realmente especializados en su tratamiento.

Si necesitas un servicio de poda de árboles contacta con nosotros

¡Compártelo en las redes!